viernes, 25 de abril de 2008

COBRALE A CAVALLO

Pasó todo el 24 de abril de 2008, y los periodistas de mi país, tocaron todos los temas importantes; desde el cura que se fue al cielo en globos, hasta la afiliación del Diego al PJ, pero de Alejandro Olmos ni pío. Lo del humo es un problema, pero la cantidad de calamidades que estamos sufriendo los argentinos desde hace tantísimo años, no es humo. Usted que esta leyendo ésta nota, es una de las victimas de lo que se calla, pero también los son y serán sus padres, hijos, nietos, vecinos, amigos y aún enemigos, también los ocultadores de la información. Todos estamos siendo cocinados a fuego lento, y los cocineros no son más de 10. ¿Te creíste el cuento de que se terminó la historia de la deuda externa? si es así, que el flaco te conserve eternamente en la inocencia. Por allí se comenta que Martínez de Hoz será llevado a la justicia por un delito contra un señor algo adinerado – si uno fuera mal intencionado, podría encontrar conexiones con la rebelión campera y los incendios- pero no; prefiero encontrar conexiones entre los que se olvidan de Alejandro Olmos y sus pedidos de encarcelamiento contra el mismísimo orejón y sus cómplices necesarios, todos gozando de el dinero pedido como préstamo en miles de millones de dólares y que el señor Cavallo decidió que deberemos pagar nosotros, los que no vimos ni una moneda. Esta sería la forma, en que un negro de barrio, podría explicar porqué la mayoría estamos endeudados eternamente hasta las bolas y sólo 10 delincuentes disfrutan de todas las libertades y riquezas; lo que no será una definición elegante, pero es cierto. Otras de las muchísimas razones por las cuales es mejor ni enterarse de que Olmos expuso las pruebas que demuestran como se inventó la deuda externa y que algunos legisladores las presentaron en el parlamento el 27 de septiembre de 1994, y como otros borraron todo. Pero tenemos mucho más y poco espacio para demostrar porque es más importante para los periodistas dedicarle espacio a la Chicholina y desconocer la investigación de Olmos que mostró, con pruebas irrefutables, como en los gobiernos democráticos de Alfonsín, Menem y De la Rúa, se cerró el mayor robo en la historia argentina, que comenzó con Prebisch en 1956, y no como se cuenta interesada y falsamente, con la otra dictadura militar, la de Videla. A pesar del poco espacio, es necesario un par de conceptos tirados a lo criollo para entender algo más este barullo creado por los técnicos de la economía. Es bien fácil: los prestamistas internacionales nos “prestaron”, de prepo una cantidad que lentamente llegó a un volumen de deuda que no se puede pagar, pero de esos “prestamos”, sólo una parte es del estado, el resto es de empresarios privados que se quedaron con los dólares y nos pasaron la deuda a los giles que nos llenamos la boca con aquella frase tan inteligente, “yo en política no me meto”. Pero si tenés alguna duda, transcribo la opinión de uno que sí se mete en política, y que es otro de los responsables de nuestros sufrimientos. Henry Kissinger dijo: … “yo prefiero que las naciones deudoras paguen sus obligaciones externas, con activos a los bancos acreedores, con la entrega del patrimonio de las empresas públicas”. En la privatizacion de Aerolíneas Argentinas, ¿sabes cuanto pagaron por cada avión?... ¡un dólar y medio! De toda esta porquería informó en un libro, Alejandro Olmos, que falleció el 24 de abril de 2000.

4 comentarios:

Discepolín dijo...

Realmente es un excelente blog. No pude leer mucho pero me encantó. Los agregados que tienen al costado son muy buenos, la página tiene un diseño bárbaro, a la altura del contenido que difunden. Sigan dándole para adelante.

Respecto a Olmos, es tristísimo corroborar el olvido en el que se lo han sepultado. Un auténtico "maldito".

Hace un par de años, los carteles de señalización de la avenida Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires, aparecieron sobreimpresos a los largo de muchas cuadras, y en vez de "Rivadavia" podía leerse "Alejandro Olmos". El iniciador de la deuda y el que investigó su ilegalidad en el siglo XX. Un rayo de justicia en medio de las sombras del coloniaje mental.

Un abrazo y felicitaciones por el blog.

Agrupación Arturo Jauretche dijo...

Agradecemos los elogios, teniendo en cuenta de quién viene, que presenta un blog impecable en su estilo del contenido y personal diagramación. Esperamos seguir contactados.
Un Abrazo

El Eternauta dijo...

"Si Discepolín para en esta esquina, debe ser un buen lugar", me dije. Y por eso me atrevo ahora a arrimarme yo también y hacer un pequeño comentario.
Verdaderamente muy bueno el blog. Hay muchas cosas para mirar y escuchar. Respecto a Alejandro Olmos, concuerdo en que es un maldito de nuestra historia. Cuando sucedió aquél acto de reivindicación histórica que comenta Discepolín, los "periodistas independientes" del Grupo monopólico Clarín tardaron un tiempo en averiguar quién era Alejandro Olmos. ¡Qué triste! ¡Desconocían a un colega suyo! Va, de colega tienen poco, ya sabemos. Alejandro Olmos debería ser una materia obligatoria para todo estudiante de periodismo, ¿no les parece?

Anónimo dijo...

Todos tendrian que saber que el que nos asocio al fondo fue Aramburu y los que nos recontra reventaron fueron Martinez de Hoz ,Cavallo y Videla